Croquetas de pollo

Recetas de croquetas de pollo

Croquetas de pollo con queso

Las croquetas de pollo están bien, pero si le añadimos un poco de queso azul, es lo mejor que puedes echarte a la boca.

Yo cada vez que las hago, hago una cantidad ingente de masa, para congelarlas e ir comiéndolas poco a poco. Parece que no, pero las croquetas llevan un tiempo en hacerse.

Croquetas de pollo con queso

Tienes que estar pendiente cuando haces la masa para que no se queme, después tienes que dejar que enfríen durante unas cuantas horas, y por último hay que empanarlas y freírlas, por eso yo hago tanta cantidad. Así ya las tengo hechas para el resto del mes.

Se que es mucha cantidad, pero eso se arregla fácilmente reduciendo a la mitad las cantidades para hacer las croquetas que quieras.

Yo utilizo mi picadora para trocear finamente el pollo cocido y la cebolla. Así quedan a una textura perfecta.

Ingredientes para unas 60 croquetas

  • 500 gr de pollo cocido
  • 18 cucharadas de mantequilla
  • 1 cebolla picada
  • 190 gr de harina
  • 2 litros de leche caliente
  • 200 gr de queso azul
  • 5 cucharaditas de sal
  • 2 cucharaditas de pimienta
  • 4 huevos (para empanar)
  • Pan rallado con ajo y perejil (para empanar)
  • Aceite de oliva (para freír)

Así hago las croquetas de pollo con queso

  1. Derrito la mantequilla en una sartén grande a fuego medio. Cuando esté caliente, añado la harina, y uso un batidor de varillas para mezclarlo todo. La mezcla va a tornarse de un color arena. Dejo que cueza la harina 1 minuto.
  2. Vierto la leche caliente y empiezo a batir la mezcla enérgicamente, con cuidado de que no se salga fuera. Bajo el fugo y sigo batiendo hasta que se empiece a espesar la masa. En este momento le añado la sal y la pimienta.
  3. Añado los trozos de pollo cocido y desmenuzo el queso azul. Remuevo para que se integren todos los ingredientes, y cuando veo que la consistencia de la masa ha espesado, apago el fuego y vierto la masa en una fuente alargada.
  4. Lo introduzco en el frigorífico hasta que la masa esté bien fría. No te saltes este paso, si la masa no se refrigera, tendrás problemas cuando intentes freír las croquetas. Por lo general yo dejo que enfríen durante todo la noche antes de darles forma y freírlas.
  5. Una vez que la masa esté fría, la corto en trozos más o menos iguales con un cuchillo y les doy forma cilíndrica con las manos limpias.
  6. Cuando toda la masa está formada, las empano. Primero las paso por el huevo batido y después por el pan rallado hasta que estén completamente cubiertas.
  7. Cuando estén empanadas las frío en abundante aceite de oliva, bien caliente. Las dejo unos minutos por cada lado, hasta que estén bien doradas. Entonces las saco a un plato con papel de cocina para que absorba el aceite sobrante.

Frío únicamente las que me voy a comer, y el resto las introduzco en una bolsa para congelarlas. Lo que me gusta de esto es que puedo sacar la cantidad que quiera, freírlas y seguir comiéndolas.